(Trujillo/03-Marz-2016) Atendiendo a las atribuciones que le impone la CRBV en materia de derechos humanos, la Defensoría del Pueblo delegada del estado Trujillo realizó una inspección a la Unidad Hemato-Oncológica del Hospital Universitario Doctor Pedro Emilio Carrillo, espacio donde se atienden a pacientes con Hemofilia.

Esta Unidad Hemato-Oncológica está adscrita a la Fundación Trujillana de la Salud (FUNDASALUD) y al Ministerio del Poder Popular para la Salud. Los funcionarios de la Defensoría del Pueblo delegada tras recorrer el centro asistencial constataron que el tratamiento para las coagulopatías es dotado por el Hospital José Gregorio Hernández de Trujillo y es transportado por los propios pacientes con hemofilia a la unidad tratante para ser colocado.

Durante la inspección al centro de salud los funcionarios también evidenciaron que no existe un área diferenciada para la atención de Niños, Niñas y Adolescentes con hemofilia. Además, se observó que el servicio de recolección de desechos sólidos infecciosos, orgánicos y/o biológicos no es el más apropiado para un centro de salud.

Seguidamente, se constató que el laboratorio no posee capacidad para pruebas de factor de coagulación, ya que no cuentan con los equipos necesarios para almacenar reactivos; por ello, los funcionarios plantearon algunas sugerencias y recomendaciones para la mejora en estos espacios.

Al momento de la inspección no se encontraban pacientes en el recinto, ya que los mismos son citados cada 15 días o cuando el paciente lo amerite. Fin/ Lucien Pierresaint – Fotografía: Delegada de Trujillo