(28-Ene-2015) Este miércoles se llevó a cabo una reunión de la Comisión por la Justica y la Verdad la cual contó con la participación de su presidenta y Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, la Presidenta del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Gladys Gutiérrez y el Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, así como demás miembros que integran dicha comisión que investiga las violaciones a los Derechos Humanos ocurridas durante el período 1958-1998.

El Defensor del Pueblo consideró relevante la creación por parte del Tribunal Supremo de Justicia de una Comisión de Enlace con funcionarios de ese organismo. “Esta reunión para mí reviste de mucha importancia porque se ha creado un enlace con el Poder Judicial, una comisión que encabeza la magistrada Deyanira Nieves (Presidenta de la Sala de Casación Penal) y confío que de esta manera serán mucho más rápidas, mucho más diligentes, las actuaciones que emprenderemos de ahora en adelante.”

En la reunión realizada en la sede del Tribunal Supremo de Justicia, el Defensor del Pueblo recordó que la Comisión por la Justicia y la Verdad desde su juramentación –en febrero del año 2013– ha venido trabajando particularmente en casos de desapariciones forzadas ocurridas durante la época mencionada, así como investigando las masacres de Cantaura, Yumare, El Amparo y el Caracazo, entre otras, para determinar responsabilidades.

Igualmente, Tarek indicó que “se están investigando asesinatos selectivos a dirigentes políticos que vivieron en esa época de la represión puntofijista y a la fecha tenemos ya documentados, para ser entregados a sus familiares, cuatro cuerpos de mártires de esa época identificados con nombre y con apellido”.

El Defensor destacó que es necesario profundizar en estas investigaciones y darle al Poder Judicial su protagonismo para que los casos que se vienen trabajando tengan a bien desarrollarse. “Yo quiero reconocerle al Poder Judicial de Venezuela la actividad que ha hecho en torno a estos temas; es doloroso ver cómo han pasado 20, 30 años y ver a viudas y huérfanos de la represión ocurrida en ese período conocido como la IV República”.

La presidenta de la Comisión por la Justicia y la Verdad, Fiscal Luisa Ortega Díaz, informó que “dicha reunión se llevó a cabo con el fin de articular el trabajo que realiza la comisión (y) que para ello requiere de la intervención del Poder Judicial en asuntos tales como: solicitud de allanamientos, exhumaciones y de requerir alguna orden de captura o el traslado de algún ciudadano que se niegue a comparecer ante el llamado del Ministerio Público para que rinda alguna entrevista o declaración importante para el esclarecimiento de estos hechos”.

Ortega Díaz señaló que solicitaron al TSJ el acceso a los archivos de la extinta Corte Suprema de Justicia, así como a los archivos del Poder Judicial donde reposan documentos y expedientes importantes para la investigación penal de los hechos de esa época y que servirán para el rescate de la memoria histórica del país y para la sanción a los responsables. Informó que se han sumado nuevos casos producto de las investigaciones llevadas a cabo por la comisión, y afirmó que “ascienden a más de seis mil víctimas de la IV República perseguidas, torturadas y ejecutadas”.

Por su parte, la Presidenta del TSJ, Gladyz Gutiérrez, manifestó la disposición del Tribunal Supremo de Justicia y del Poder Judicial en general de apoyar todas las políticas públicas de protección y garantía de los Derechos Humanos.

Informó de la reapertura de expedientes que habían sido cerrados “para reabrir las investigaciones y esclarecer estos hechos que llenaron de oprobio a nuestro país en un pasado más o menos reciente”.

Anunció que “en la reunión se constituyó una comisión a los fines de continuar coadyuvando con la misión que tiene la Comisión por la Justicia y la Verdad de coordinar y gestionar todo lo relacionado con la materialización de las disposiciones de la Ley para Sancionar los Crímenes, Desapariciones, Torturas y Otras Violaciones a los DDHH por razones políticas en el período 1958-1998”.