(09-Feb-2015) El Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, realizó una asamblea popular en Petare, municipio Sucre del estado Miranda, como parte de la política de acercamiento y acompañamiento que ha previsto efectuar la institución defensorial con las comunidades organizadas, la cual se inició en enero pasado en Ciudad Caribia (Vargas) y luego en Barcelona (Anzoátegui) a los fines de intercambiar ideas y escuchar sus demandas.


Durante el encuentro el Defensor resaltó que se trata de la tercera visita que realiza a una comunidad, actividad que se desarrolló en la Casa de Paz y Convivencia del Núcleo de Desarrollo Endógeno Antonio José de Sucre, ubicado en Palo Verde.

Indicó que “la Defensoría del Pueblo ha trazado una línea muy clara que es ampliar, diversificar y ser integrales en nuestras actuaciones, para que esta institución garante de los derechos humanos esté cada día más cercana de nuestro pueblo”. Para ello la reunión se realizó con sectores sociales que conocen la problemática y que hacen vida alrededor de la Casa de Paz y Convivencia, ubicada al lado del barrio José Félix Ribas.

El Defensor explicó que las peticiones o demandas de las comunidades organizadas, consejos comunales y público presente son clasificadas por temáticas de derechos humanos para darles solución a través de mesas de trabajo que se realizan posteriormente con las instituciones del Estado.

Como ejemplo destacó que “el problema más grave que vimos, por ejemplo, en Ciudad Caribia, según la comunidad organizada, fue el tema del transporte; ellos pedían una ampliación de la ruta de transporte, (y) nosotros en la mesa de trabajo posterior a ese evento logramos que eso así ocurriese, igual que el abastecimiento con mayor fuerza y potencia por parte de Mercal y reforzar la seguridad. Esas cosas se lograron producto de esa mesa de trabajo y producto de esa asamblea”.

Precisó que la labor de la institución es “debernos a más de 30 millones de venezolanos, a múltiples problemas, que no son solamente los que pudieran estar en la palestra mediática de algunos”; y en ese sentido, explicó que la comunidad de Petare merece la atención de la Defensoría del Pueblo en temas como los servicios públicos, los derechos civiles y políticos, así como los derechos colectivos y difusos.

Por su parte, los voceros y voceras de las comunidades, además de consejos comunales que hacen vida en Petare, manifestaron sus demandas al Defensor del Pueblo y al equipo que lo acompañó, las cuales incluían cuestiones relativas a servicios de alumbrado público, poda y tala de árboles, recolección de los desechos sólidos, así como el mantenimiento y reparación de ascensores en edificios de muchos años, la recuperación de un parque de recreación y un centro de salud asistencial (ubicado en La Urbina), así como el tema de la seguridad, entre otros.

Por último, el Defensor del Pueblo manifestó a los presentes que desea crear una subdelegación de la Defensoría del Pueblo para el municipio Sucre, por ello instó a la comunidad organizada de Petare a que postule a una terna de candidatos de la comunidad con trayectoria en la defensa de los derechos humanos para seleccionar entre ellos a quien encabezará esa dependencia. Fin / Mirella Malpica / Fotografía – Arnaldo da Silva