(09-Ene-2015) El Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, se reunió este viernes con la ministra del Poder Popular para el Servicio Penitenciario, Iris Varela, con el fin de acordar una alianza institucional para defender los derechos humanos de la población reclusa y estrechar lazos entre ambas instituciones del Estado. En la reunión el Defensor decidió la designación de funcionarios y funcionarias defensoriales en cada centro penitenciario.

“La Defensoría del Pueblo tiene competencia e inherencia directa en el tema penitenciario producto de que somos garantes, defensores, protectores, de los derechos humanos”, aseguró Saab al término de la reunión.

Por su parte, la ministra Varela agradeció la visita que le dispensara el Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, e indicó que “nos honra a nosotros por ser el primer ministerio que él visita para fijar algunas estrategias y contribuir en mayor medida en lo que es la bandera de la Revolución Bolivariana, como es la garantía y defensa de los derechos humanos de todo el pueblo venezolano y en particular de las personas que se encuentran privadas de libertad”.

Varela destacó la presencia en la reunión del Agente del Estado para los Derechos Humanos ante el Sistema Interamericano e Internacional, Germán Saltrón Negretti, porque aspiran a fijar algunas estrategias ante algunos planteamientos que harán ante la Corte Interamericana de DDHH de la Organización de Estados Americanos (OEA), organismos al que ya Venezuela no pertenece, pero en el que quedan asuntos pendientes relativos al tema penitenciario.

El Titular de la DdP anunció que la Defensoría del Pueblo se incorporará de manera directa al “Plan Cayapa” emprendido por el Ministerio para el Servicio Penitenciario, el cual consiste en instalar tribunales itinerantes en los penales para atender los casos de retardo procesal de los internos que lo requieran. Saab aseguró que “es un instrumento que el Estado ha realizado para combatir la dilación procesal y para agilizar las causas en los centros penitenciarios”.

Describió que durante el encuentro la ciudadana ministra junto a su equipo de trabajo mostró una serie de videos que documentan un antes y un ahora en relación a lo que ha sido el sistema penitenciario venezolano.

Saab reconoció el esfuerzo realizado por el ministerio en sus apenas tres años y medio de existencia. “El esfuerzo que se ha hecho, por lo que hemos observado, es convertir sitios de reclusión que no tenían ningún tipo de ordenamiento tanto legal como interno, para la convivencia entre la población reclusa”, y agregó que si bien estar privado de libertad es ya de por sí un castigo, “un doble o un triple castigo es que no existiese un régimen interno que moldease, yo diría unas condiciones de vida al menos dignas para ese recluso y sus familiares”, expresó Saab.

El Defensor del Pueblo tras observar los documentales, fotos y pruebas testimoniales de los cambios progresivos en los centros penitenciarios del país -comentó- que “sería bien duro y bien sectario o dogmático solicitarle a este ministerio o a la ciudadano ministra Iris Varela que en tres años, en cuatro, cinco años, resuelva un drama que Venezuela ha venido padeciendo durante décadas”.

Igualmente, Saab destacó como muy positivo el que la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (UNES) esté graduando profesionales para atender a la población privada de libertad.