(03-Jul-2017) El Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, condenó el incendio de varias instalaciones de centros de acopio de alimentos en los estados Anzoátegui, Aragua y Lara por parte de manifestantes violentos y exigió sanción a los responsables de estos repudiables hechos.

Recordó que “la alimentación es un derecho humano y atentar contra la distribución de comida para el pueblo, quemando centros de acopio y gandolas son delitos y no actos heroicos de protesta”.

Tarek William Saab expresó que “es criminal que sedes de Mercal, así como gandolas y mercados con toneladas de alimentos para ser distribuidas al pueblo, sean incendiadas”.

Aseveró, en la red social Twitter, que estas acciones de manifestantes violentos que han provocado saqueo e incendio de instalaciones de almacenadoras de alimentos merecen la condena nacional.

Por último, aseguró que “dichos actos delictivos y al margen de la ley merecen ser inmediatamente esclarecidos y sus responsables ejemplarmente sancionados”. Fin / Mirella Malpica