(06-Sep-2017) Este miércoles el Defensor del Pueblo, Alfredo Ruiz Angulo, reactivó las mesas de trabajo con la Fundación de Familiares Víctimas de Sicariato Campesino Político y Social y con los representantes de los distintos organismos del Estado, a los fines de prevenir el sicariato y la violencia en el campo.

Esta actividad busca garantizar y velar los derechos humanos del sector campesino, en aras de prevenir la violencia y el sicariato de esta parte de la población que le han sido vulnerados sus derechos humanos.

El máximo representante indicó que la Defensoría del Pueblo junto al Ministerio Público y la Defensa Pública reactivarán más de 300 casos de asesinatos y  violencia campesina, registrados por la Fundación de familiares víctimas de sicariato campesino político y social, a los fines de hacer justicia y que no haya impunidad, puntualizó.

El Defensor mencionó que la mesa se realizó en el marco del Día Internacional de la Mujer Indígena -05 de septiembre- en conmemoración a Bartolina Sisa, quien fue una heroína indígena que participó en el levantamiento contra la explotación colonialista y la lucha por la reivindicación del sector rural. 

Dentro de las recomendaciones elevadas por la Defensoría del Pueblo, durante la mesa de trabajo, se encuentran coadyuvar en el impulso de acciones que garanticen a los y las campesinas mayor compromiso institucional en la sustanciación de sus denuncias, cooperando en la debida protección de su integridad a través de los órganos de seguridad ciudadana.

Por otra parte, la Institución Nacional de Derechos Humanos sugirió al Instituto Nacional de Tierras brindar mayor celeridad en los procedimientos de otorgamiento de los títulos de adjudicación socialista de tierras y la carta de registro agraria a campesinos y campesinas en situación de vulnerabilidad frente a los grandes latifundistas, así como la reactivación de los procesos judiciales.

Asimismo,  Ruiz expuso la necesidad de promover la formación en derechos humanos para la prevención de delitos en zonas rurales. 

Por su parte, Maite García vocera de la Fundación de Familiares Víctimas de Sicariato Campesino Político y Social comunicó que “con la reactivación de esta mesa se ha acordado iniciar una investigación sobre los 300 casos de líderes campesinos asesinados y a medida que se generen nuevas denuncias serán incorporadas, esto con la firme convicción de que se sancione a aquellos personas que fomenten el odio por cualquier tipo de ideología y velar por sus derechos humanos”. 

A esta actividad asistieron representantes del Ministerio Público, Defensa Pública, Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Agua, Instituto Nacional de tierras, Frente Campesino y la Fundación de Familiares Víctimas de Sicariato Político y Campesino. Fin / Antonieta Cetranguo – Fotografía / Yacmaily Perdomo