(13-Sep-2017) Como parte de la labor de vigilancia que realiza la Defensoría del Pueblo en materia de servicios públicos, este miércoles su titular, Alfredo Ruiz Angulo, instaló una mesa de trabajo con autoridades de la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) y Banco Central de Venezuela (BCV) con la finalidad de garantizar los derechos humanos de todas y todos los venezolanos que acuden a la banca pública y privada en el país.

Este encuentro forma parte de una serie de reuniones que ha venido ejecutando la Institución Nacional de Derechos Humanos y Sudeban, con el objetivo de atender las casi dos mil denuncias y reclamos realizados en el curso de este año, en su mayoría por personas de la tercera edad, sobre la calidad del servicio y el manejo de los productos bancarios. En particular, el tema de la escasez de dinero en efectivo requerido para uso personal o comercial.

Entre las quejas más recurrentes realizadas por las y los usuarios predomina la falta de dinero efectivo en cajeros automáticos y taquillas bancarias, en particular el pago incompleto a las personas de la tercera edad al momento de cobrar sus pensiones y jubilaciones. Así como la entrega de efectivo en moneda de baja denominación y el bloqueo de cuentas sin motivo aparente.  

Ante esta situación, el máximo representante de la INDH, indicó que la mayor preocupación que tiene la Defensoría del Pueblo es el límite de efectivo que reciben las y los adultos mayores de edad por el cobro de la pensión y jubilación, a lo cual manifestó, que dentro de las primeras conclusiones y próximas acciones a tomar a corto plazo, luego de esta mesa de trabajo, es garantizarle el efectivo necesario que requieran las personas de la tercera edad para disfrutar de sus bienes y servicios.

Asimismo, mencionó que esta población vulnerada tiene todo el derecho de acceder a los mecanismos financieros existentes en el mercado. “No debe haber ninguna limitación para que los adultos mayores puedan acceder a todos los servicios de la banca”, puntualizó.  

El Defensor explicó que una de las razones por la cual no se encuentra el suficiente efectivo en las entidades bancarias es por la retención de billetes por parte de algunos comerciantes. Esto ocasionado por el temor de no volver a contar con dinero circulante.

Refirió que no hay ninguna razón para la retención del dinero ya que la distribución del nuevo cono monetario se estará regularizando, paulatinamente, en todo el país en los próximos días, según lo confirmó Sudeban y BCV. Más aún, cuando está cerca el pago del retroactivo que recibirán los pensionados y jubilados, en los próximos días, por el aumento salarial decretado y el pago de las utilidades en los meses venideros.

Seguidamente puntualizó que cada institución bancaria deberá calibrar los montos en sus taquillas y cajeros electrónicos para el retiro del efectivo, dependiendo de la disponibilidad que tenga cada agencia bancaria.

Ruiz recomendó a la población en general a realizar la mayor cantidad de transacciones por la vía electrónica, para evitar el uso del papel moneda y la especulación en el cobro ilegal de porcentajes por el efectivo otorgado por parte de los comerciantes que no están autorizados. El Defensor del Pueblo recordó que aquellos comercios que hagan avances en efectivo pueden ser penalizados por la ley.

Por último, mencionó que la Defensoría del Pueblo se encuentra desplegada en todo el territorio nacional para velar y garantizar los derechos humanos de toda la población, en particular las denuncias relacionadas con el tema bancario.  Fin/Antonieta Cetrangulo – Fotografía / Juan Ramón Figueroa - AVN