(Caracas/19-Dic-2017) El Defensor del Pueblo, Alfredo Ruiz, recibió al Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República Popular de China, Li Baorong, como parte de una visita diplomática a la Institución Nacional de los Derechos Humanos.

El encuentro tuvo lugar en el salón de reuniones del despacho defensorial, ubicado en el Centro Financiero Latino en Caracas, y contó con la presencia del Excelentísimo Embajador de China en Venezuela Li Baorong, y su Consejero Li Kehani y el Defensor del Pueblo, Alfredo Ruiz, junto a su equipo de directores.

El Defensor del Pueblo inició su intervención con una introducción de la institución y sus competencias a nivel internacional, nacional y estadal, en cuanto a sus atribuciones en materia de promoción, defensa y vigilancia en derechos humanos.

Ruiz también destacó el rol del Poder Ciudadano como instancia independiente y con autonomía funcional integrado por: Defensoría del Pueblo, Ministerio Público y Contraloría General de la República. Subrayó el papel que ejerce el Consejo Moral Republicano de prevenir, investigar y sancionar los hechos que atenten contra la ética pública y la moral administrativa.

Por su parte, el Embajador de China agradeció el recibimiento dado por parte de las autoridades de la Defensoría del Pueblo, y destacó que las relaciones entre Venezuela y China están en sus mejores momentos, enfatizando la cooperación en múltiples áreas como: la minería, la energética, la agraria y la contribución del gobierno venezolano en su tradición por la hermandad entre los pueblos.

Subrayó que en su país no existe una institución como la Defensoría del Pueblo y mostró su interés en aprender de esta experiencia en derechos humanos, para mostrarla a su nación y nutrirse de la práctica, a lo largo de sus 18 años de vigencia, en la defensa, promoción y vigilancia de los DDHH.

El representante diplomático hizo hincapié en la voluntad de su nación de convivir con Venezuela para el uso provechoso de los aportes y experiencias que entre ambas naciones se pudieran desarrollar en lo económico y social. Fin / Juan Figueroa – Fotografía / Yacmaily Perdomo