(Caracas/20-Jul-2017) Trabajadores y trabajadoras del Ministerio del Poder Popular para la Salud recibieron  un  taller sobre “Ley Especial para Prevenir y Sancionar la Tortura y otros Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes”, en las instalaciones de la Defensoría Delegada del Área Metropolitana de Caracas, en el sector Bellas Artes.

La actividad fue facilitada por el Director de la Comisión Nacional de Prevención de la Tortura y otros Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes, Fernando Barroso, quien explicó en detalle los fundamentos y alcances del mencionado instrumento legal, así como varios de los conceptos que forman parte de sus contenidos.

“La Ley desarrolla los principios constitucionales sobre el derecho de toda persona al respeto de su dignidad, su integridad física, psíquica y moral, y la prohibición absoluta de la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes, así como la obligación que tiene el Estado de prevenir, investigar y sancionar los delitos contra los derechos humanos por funcionarias y funcionarios públicos”.

Igualmente, Barroso llamó la atención respecto a que las personas naturales también podrían ser sancionadas si llegasen a estar incursas en delitos establecidos en esta ley, los cuales “son imprescriptibles, y quien los cometa, está excluido de todo beneficio procesal”.

Asimismo, explicó que los funcionarios públicos que cometan delitos de tortura, tratos crueles, inhumanos o degradantes, se exponen a penas que van desde tres hasta veinticinco años, dependiendo del delito, así como a la inhabilitación para la función pública y política por un período equivalente al de la pena decretada.

 

Por último, subrayó que los funcionarios públicos que prestan servicio en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, en las policías estadales y municipales, en los cuerpos de seguridad ciudadana nacionales, quienes estén adscritos al Sistema Penitenciario y al Sistema Nacional de Salud, están sujetos a la mencionada ley si en razón o por motivo de su cargo incurren en los delitos establecidos en la misma. Fin / José David Delgado