(25-Sep-2017) Con la participación de trabajadores y trabajadoras de la Sindicatura del Municipio Libertador, la Defensoría Delegada del Área Metropolitana de Caracas, en Plaza Morelos, dio inicio al Curso Básico de Derechos Humanos.

El curso está conformado por una serie de módulos, cuyos contenidos se relacionan con temas como seguridad Integral, resolución alternativas de conflictos, niños, niñas y adolescentes y derechos humanos desde una visión crítica; este último, facilitado por María Reyes, Directora General de Promoción y Divulgación de la Defensoría del Pueblo.

En la jornada de formación, Reyes explicó que la hegemonía de las doctrinas liberales en la teoría y práctica de los derechos humanos se ha orientado a garantizar una doctrina legalista, estática y útil a los intereses de los sectores dominantes, como mecanismo de control ideológico de los procesos vinculados con la reivindicación de la dignidad humana, por lo que considera que los fundamentos de tales derechos han sido ajenos a nuestras culturas.

Asimismo, aseguró que las luchas de los excluidos por el reconocimiento de su existencia y el mejoramiento de sus condiciones de vida han generado múltiples movimientos populares y sociales que han enriquecido el espectro político, y al mismo tiempo han dado soporte a transformaciones sociopolíticas.

Sin embargo, consideró que a pesar de las luchas sociales, aún no se ha logrado la sustitución de una doctrina liberal de los derechos humanos por una doctrina crítica, en la que los particulares, y no sólo el Estado, tengan responsabilidad en la violación de los derechos humanos.

Asimismo, afirmó que “existen derechos que aún no están normandos como el derecho a la paz y a la sexodiversidad”, los cuales desde una visión crítica, “se garantizan y ejercen en forma colectiva”. Igualmente, subrayó, que los derechos humanos “son mucho más que valores, son interpretaciones particulares que a juicio de una determinada sociedad, se priorizan bajo un contexto, época y lugar determinado. De allí su carácter inmanente”.

En su exposición la funcionaria disertó también sobre la necesidad de crear una mayor conciencia entre los ciudadanos, respecto a la igualdad y la no discriminación, por razones de raza, sexo, credo o religión, ya que quienes practican esa discriminación, en términos de derechos humanos desde una perspectiva crítica, estarían violando los derechos de sectores vulnerables de la población, en ocasiones sin siquiera saberlo. De allí, la importancia de una educación en derechos humanos, que en consecuencia contribuye en la creación de sociedades mucho más armónicas. Fin /José David Delgado